Redireccionar Dominios

Redireccionar dominios al servidor de alojamiento o hosting

En ocasiones puede convenir contratar el alojamiento web en otra empresa distinta a la del registro de dominio, en este caso se hace necesario el proceso de redireccionar dominios.

Pasos necesarios:

  1. Abrir una cuenta en la empresa de hosting.
  2. Acceder al apartado relativo a la gestión de DNS y copiar las direcciones de los servidores DNS – primaria y secundaria – del hosting.
  3. En el apartado gestión de dominios, añadiremos un dominio nuevo con el nombre de dominio registrado.
  4. Acceder en este caso a la empresa de registro de dominios y en el apartado gestión de dominios, se modifican las DNS por las nuevas DNS del hosting.
  5. Si bien la URL ya es accesible en el nuevo hosting, las DNS todavía tardarán varias horas en propagarse por el resto de servidores de la web.

Redireccionar dominios de un hosting a otro hosting

redireccionar dominiosExisten numerosas razones que aconsejan el cambio o migración de un dominio de un hosting a otro, entre las que se pueden citar,

  • El progresivo aumento de tráfico del sitio web que obliga a un mayor espacio web, mayor ancho de banda u optimizar la velocidad de procesamiento.
  • La necesidad de proteger información confidencial o instalar instalaciones específicas.
  • Optar por la migración de un servidor compartido a otro dedicado.
  • Acceder a nuevos servicios adicionales, o el propio descontento con el servicio del proveedor antiguo.

Los pasos necesarios son similares al anterior, en lo relativo a la redirección del dominio, si bien al estar el dominio operativo ya con contenido deberán migrarse todos los archivos web y bases de datos a los servidores del nuevo proveedor de hospedaje e igualmente deberá procederse al alta de los antiguos buzones de correo electrónico.

Redireccionar uno o varios dominios a otro dominio

Antes de redireccionar un dominio a otro se deberá decidir si la redirección va ser temporal – redirección 302 – o permanente –redirección 301-. La diferencia fundamental entre ambas no se reside tanto en su temporalidad, sino en cómo captan los motores de búsqueda la redirección; en el caso de la redirección 302 se les indica que se trata de un cambio de URL temporal, mientras que con la redirección 301 tendrán que actualizar la ruta de la página en sus bases de datos de manera definitiva.

La redirección 301 no es más que un estado del servidor web – 301 Moved permanently – que puede crearse añadiendo código de programación PHP del tipo,

<?
Header( “HTTP/1.1 301 Moved Permanently” );
Header( “Location: http://www.dominionuevo.com” );
?>

Existen múltiples formas de realizar esta redirección de dominios dependiendo del lenguaje de programación utilizado o bien configurando directamente el servidor.

Pasos necesarios:

  1. Definir la estructura del nuevo dominio mediante un mapa de sitio – sitemap – para que más tarde los motores de búsqueda puedan encontrar cada una de las páginas.
  2. Configurar con las herramientas de webmaster – Webmaster Tools – aspectos sobre el nuevo dominio y fijar éste como dominio preferido, para de este modo facilitar la indexación de las páginas por el buscador y optimizar su visibilidad en la web.
  3. Realizar una redirección de dominios – Redirección 301 – que permitirá que los usuarios visitantes del antiguo dominio sean redirigidos automáticamente al nuevo dominio.

 

 No olvidar que el cambio de dominios afecta directamente al posicionamiento SEO de la antigua página, salvo que se utilice este tipo de redirección de dominios permanente, que entre otras cosas traspasa los  valores de Pagerank y de Backlinks de la antigua URL.